Buscar
 
Buscar
 

Idioma:

ÉXITO EN LA PRUEBA DE CARGA DEL PUENTE DE SAN IGNACIO

La sociedad pública Visesa, adscrita al Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda de Gobierno Vasco, ha sido la encargada de promover el puente de San Ignacio. Será el segundo nexo con Zorrotzaurre y unirá el barrio bilbaíno del mismo nombre con la isla.

ÉXITO EN LA PRUEBA DE CARGA DEL PUENTE DE SAN IGNACIO

Hoy se han completado con éxito las pruebas de carga estática y dinámica para verificar la correcta ejecución del puente. Para ello se han empleado un “tren de carga” de hasta 12 camiones de 40 toneladas cada uno y los movimientos se han registrado con 14 sensores.

Hoy martes 7 de julio se ha comprobado el correcto comportamiento del Puente de San Ignacio mediante la correspondiente prueba de carga. Esta prueba y varios trámites administrativos serán los últimos trabajos previos a la entrega del puente al Ayuntamiento de Bilbao por parte de Visesa, y preceptiva antes de su puesta en servicio.

PRUEBA DE CARGA

En la prueba se han utilizado vehículos pesados para comprobar los movimientos reales del puente y su ajuste al modelo teórico. Se han realizado dos comprobaciones: estática y dinámica.

  • Prueba de Carga Estática: se ha registrado el movimiento del puente en cuatro combinaciones de estados de carga diferentes. Los estados de carga se han inducido mediante la utilización de camiones aparcados sobre el tablero, denominados “tren de carga”. En la combinación de mayor carga se han utilizado 12 camiones de 40 toneladas cada uno.

  • Prueba de Carga Dinámica: se ha medido el comportamiento del puente al paso de un camión. Se han realizado mediciones al paso del camión a velocidades lenta, media y rápida (5, 30 y 60 km/hora).

Los movimientos han sido registrados a través de 14 sensores extensómetros, clinómetros y sensores de temperatura. Estos dispositivos, dispuestos a lo largo de la estructura del puente, arcos y nervios, y con mediciones de 5 equipos de topografía, permiten medir desplazamientos, giros y temperatura para cuantificar la tensión experimentada por los distintos elementos estructurales durante la prueba.

Los resultados han sido satisfactorios, con los movimientos analizados dentro de los valores del rango teórico esperado, con lo que se ha podido concluir la prueba con éxito.

La obra del puente, por tanto, se encuentra terminada a falta de los remates finales. Una vez cumplidos los trámites administrativos y su entrega al Ayuntamiento de Bilbao, prevista para este otoño, el puente estará abierto para dar servicio a las obras de urbanización de la isla, estando temporalmente cerrado al tráfico tanto de personas como de vehículos.

Euskadi, bien común